GRAVERAS CASTELLANA S.L
producto

III LIBRO CASOS DE EXITO

Descargar documentos adjuntos

Antecedentes:


Graveras Castellana, S.L. tiene su sede en Llíria aunque su ámbito de actuación se extiende por toda la Comunidad y provincias limítrofes.
Dedicada al a fabricación y producción de gravas y arenas, por el procedimiento de extracción y trituración de piedras y clasificación de áridos en su más amplio sentido.
Ha sido galardonada en el VIII Concurso Nacional de Restauración de espacios con el premio Arco Mediterráneo, en reconocimiento a la restauración paisajística y medio ambiental de la cantera castellana.


RETOS


Se trata de optimizar y rentabilizar la retribución de los empleados, aumentando su poder adquisitivo y social sin incrementos adicionales al coste empresarial, incluso con disminución de los mismos, en base al aprovechamiento fiscal de las medidas utilizadas al respecto.
Situando a la empresa Graveras Castellana, en una empresa pionera en adaptar esta medida en cuanto respecto a la relación tamaño de plantilla y plan de empleo a medida.


Reportando una mejora de imagen, ampliando las mejoras sociales de sus empleados al mismo tiempo que se consigue una mayor fidelización de los mismos y mayor grado de satisfacción de los mismos, que se ve reflejado en la calidad, eficiencia y eficacia del trabajo que realizan.


SOLUCION PLANTEADA


Por parte de la consultora Gómez de la Flor & Asociados, se propone incluir en las retribuciones de la plantilla un PLAN DE EMPLEO personalizado para la empresa Graveras Castellana, y su plantilla.


No debemos olvidar que el capital humano es el recurso más  valioso para la empresa, es imprescindible para fidelizar el talento, fomentar su motivación y creatividad, así como incrementar el compromiso de la plantilla, que asegure el crecimiento de la empresa a través de los objetivos fijados establecidos en cada momento para la organización a través de su plan estratégico.


Todo ello en momentos de dificultades económicas y empresariales como en los que nos encontramos en los últimos 2 años, es de difícil solución si planteamos una mejora retributiva y no podemos destinar a la partida de gastos de personal, mayor importe que en ejercicios anteriores.


Por ello se plantea una mejora retributiva y social al mismo tiempo, con ventajas fiscales tanto para la empresa como para el propio trabajador, nos estamos refiriendo al PLAN DE EMPLEO.
LAS VENTAJAS del Plan de Pensiones de Empleo, permite promover la constitución de determinadas prestaciones a favor de los empleados –jubilación- .


Se trata de un beneficio social a un menor coste que los incrementos salariales directos, ya que las aportaciones realizadas por la empresa al Plan de Pensiones de Empleo, no están sujetas a cotización a la Seguridad Social, ni sujetas a la retención ni ingreso a cuenta del IRPF, según la legislación fiscal vigente.


Se consiguen excelentes ventajas fiscales para la empresa, según la legislación fiscal vigente las aportaciones realizadas por parte de la empresa,  son un gasto deducible en la base imponible del Impuesto sobre Sociedades, para los empleados el efecto fiscal es neutro.


Con esta medida la empresa pueda promover la constitución de un plan de Pensiones de Empleo para sus trabajadores, en el que se garantizan mejores prestaciones futuras con la aportación de la empresa a dicho plan y donde cada trabajador también puede tomar la decisión de si aporta o no al mismo plan, para conseguir con ello su mejor optimización a su fiscalidad,  teniendo en cuenta que la aportación a dicho plan tiene una reducción en la base imponible en el IRPF del trabajador. Estando fijado su límite en el momento actual de 10.000€/año y si los empleados –partícipes del plan son mayores de 50 años, el límite es de 12.500€/año.


Los servicios profesionales prestados por el despacho Gómez de la Flor & Asociados, consistió en elaborar primero un estudio de retribuciones de toda la plantilla analizando la estructura salarial de la misma de acuerdo con el Convenio vigente de aplicación, así como los distintos niveles y compromisos económicos con todos y cada uno de los trabajadores.


En segundo lugar habiendo determinado con que costes salariales nos encontrábamos, pasamos a realizar simulaciones diversas con la inclusión de la partida correspondiente al plan de pensiones de empleo, donde comprobamos satisfactoriamente que a pesar de conseguir un mayor importe bruto en la nómina del trabajador, los costes salariales se veían disminuidos, consiguiéndose un efecto fiscal y social que beneficia a ambas partes, empresa y trabajadores. Muy difícil de poder encontrar en nuestra legislación tanto laboral como financiera y fiscal. 


Soluciones éstas no hay que olvidar, totalmente consensuadas y aceptadas por Hacienda Seguridad Social en cuanto a la no obligación de su cotización –ahorro muy importante-
A continuación con la entidad gestora del Plan de Pensiones de Empleo, se elaboró el correspondiente Reglamento de Pensiones, a medida de la empresa y sus empleados. Sus posibilidades, necesidades y recorrido futuro del mismo.


A continuación y en diversas reuniones de plantilla y con el comité de empresa siempre de común acuerdo y valorando la mejora introducida , se procede a la explicación, comprensión y aceptación por parte de toda la plantilla, produciéndose a partir de ese momento un efecto de descubrimiento por parte de los trabajadores, en cuanto que les corresponde a ellos directamente el control de un plan de pensiones que mejora la pensión futura de jubilación legal que les corresponderá a través de la Seguridad Social, cuando llegue el momento, incertidumbre al respecto, 65 años a 70?, así como el descubrimiento de su fiscalidad con las aportaciones al plan de las cantidades que tanto la empresa como el mismo pueden aportar a dicho plan, repercusión fiscal que podrán ver reflejado en el resultado de su Declaración de Renta.


APLICACIÓN POR LA EMPRESA


Se llevó a cabo en el plazo de seis meses donde el proyecto se dividió en tres fases:  fase informativa legal, estudios de costes y desarrollo del Reglamento conjuntamente y por último fase de aplicación utilizando para ello el inicio del nuevo año, elaborándose las nóminas de los trabajadores con la incorporación del Plan de Pensiones de Empleo a su estructura salarial., así como las simulaciones fiscales del plan personalizado en cuanto a las cantidades final acumulado en base a las aportaciones de la empresa, y su ahorro fiscal.


RESULTADO DE ÉXITO


Se ha conseguido desde el departamento de Recursos Humanos y Financiero una mejora en cuanto a las retribuciones salariales de la plantilla, que sin tener que incrementar la partida correspondiente a gastos de personal, todo ello desde la utilización de la retribuciones en especie como es la correspondiente al Plan de Pensiones de Empleo.


Donde queda reflejada la ventaja fiscal para el empleado ya que las aportaciones realizadas por la empresa no están sujetas a retención de IRPF, tampoco existe obligación de cotización a la Seguridad Social y sin embargo estamos garantizando una mejora social en una jubilación complementaria futura a la que por Seguridad Social los trabajadores tendrán derecho en un futuro., así como la gestión directa por parte del trabajador de su plan de pensiones en cuanto a las aportaciones que él puede realizar complementariamente a las de la empresa y su aprovechamiento fiscal a través de su declaración de Renta.


Y por otro lado, la ventaja fiscal para la empresa en cuanto dichas aportaciones son un gasto deducible en la base imponible del impuesto sobre Sociedades.


Como mejora en definitiva, una mayor fidelización de la plantilla de la empresa con un nivel más alto de satisfacción al percibir mayores retribuciones en unos momentos económicos tan difíciles para las empresas/trabajadores y en especial para el sector de la construcción.